La alegría de don Lionel

Junín, 10 de enero de 2015

En el “otoño de su vida”, Lionel Rivera Fuertes se siente feliz, su sonrisa revela esperanza y tranquilidad para sus días. Y no es para menos pues don Lionel ahora goza del beneficio económico de Pensión 65 que le permite alimentarse  mejor y de vez en cuando darse sus gustitos.

Don Lionel  camina despacito y con ayuda de un bastón. Vive en un terreno que su esposa le dejó, en un cuartito sin puerta. Su hija cuida de él y diariamente le lleva sus alimentos. Sin embargo, don Lionel está enfermo del corazón y necesita cada día un medicamento indispensable además de los cuidados especiales en este tipo de enfermedades

Sin embargo, don Lionel guardaba una esperanza en su corazón: tener pensión 65. Había escuchado de este Programa Social en su comunidad pero el día que le tocaba empadronarse, estaba en el hospital y aún faltaba que realizaran su evaluación socioeconómica. Ya lo había conversado con su hija y sólo esperaba una oportunidad para entregar sus papeles. Por su enfermedad, debía estar en reposo continuamente.

El día esperado llegó cuando el Presidente Ollanta Humala visitó Junín para inaugurar el inicio de  obras en el Puerto Ocopa. Ese día, don Lionel estaba muy nervioso pues envió a su hija al evento con una carta escrita de su puño y letra. Ese día no descansó nada y  vio toda la ceremonia por televisión. Sólo pudo estar tranquilo cuando su hija regresó y le confirmó que había entregado su carta.

Al día siguiente lo llamaron del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social y se hicieron cargo de su caso.

El SISFOH realizó la evaluación socioeconómica respectiva y  con apoyo del gobernador, pudo remitir un informe con fotos donde se evidencia su condición de pobreza. Requisito indispensable para acceder a este Programa Social.

Con una franca sonrisa de satisfacción, don Lionel  agradece al Estado por devolverle la tranquilidad a su vida. Ahora, no sólo puede acceder a las atenciones gratuitas del Servicio Integral de Salud (SIS) sino que también sabe que tiene derechos. Es un ciudadano con dignidad, orgulloso de su pasado y con un presente de sosiego que cada día disfruta.

Autor: Prensa