Discursos

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la inauguración del sistema de electrificación rural “Santa Cruz-Chota-Bambarca V Etapa, distrito de Chalamarca, provincia de Chota, región Cajamarca

Cajamarca, 29 de enero de 2015

Muchas gracias

Nosotros vamos a seguir trabajando por lo que es un programa y un proyecto de inclusión social.

Hoy día Cajamarca lidera las regiones más pobres del país. Por eso, tenemos que trabajar juntos con sus autoridades por sacarla adelante, darle un mejor destino.

Es por eso que hoy día no solamente venimos a Chalamarca a inaugurar la electrificación, que es un proyecto de más de 45 millones de soles, que permite beneficiar a un conjunto de comunidades con electricidad para sus hogares, para sus negocios; venimos a inaugurar pistas y veredas, y sabemos también que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento está avanzando en el polideportivo y en el mercado para Chalamarca.

Además, ya recibimos el encargo de su alcalde. Estamos hablando con el ministro del Interior para ver la posibilidad de reforzar el puesto policial acá con su patrullero y si hay Comisaría también debe haber Banco de la Nación para que ya no necesiten irse hasta Chota para cobrar su Pensión 65 o hacer cualquier trámite. Eso es respeto, hablar para los de abajo, más allá del ruido político, nosotros escuchamos a los más pobres, por eso estamos aquí, ¿no sé cuántos Presidente habrán venido por aquí? ahora estamos nosotros llegando, porque caminamos y transitamos por todo el Perú.

Vamos a apoyar a su alcalde en lo que haya que hacer, nos ha pedido la carretera de Chalamarca a Chota, voy a ver si hay expediente técnico y si está bien hecho. Si es asi, cómo no apoyarlo para que tengan su carretera, pero necesitamos ver el expediente.

Necesitamos trabajar educación y salud, así que vamos a avanzar. Antes de que llegáramos no había una reforma magisterial, ni de salud, hoy la tienen, porque la educación y la salud es para todos.

Por esto, estamos trabajando en la infraestructura educativa. Hoy día estamos colocando más de 4 mil millones de soles adicionales para construir centros educativos, para mejorar el salario de los maestros, recuperar las horas lectivas, la jornada educativa. Asi también estamos trabajando para poner agua y desagüe, ese es otro proyecto grande. Solamente en Cajamarca estamos invirtiendo casi 500 millones de soles en proyectos de agua y desagüe.

En electrificación, cuando llegamos en el 2011 Cajamarca solo tenía 64 o 62 por ciento de cobertura eléctrica, hoy día estamos bordeando el 88, al 90 por ciento, así que para el 2016 debemos superar la cifra del 95% para darle más electricidad a más compatriotas, más hermanos. Es decir, estamos avanzando en lo que es el desarrollo de Cajamarca.

Antes de llegar al gobierno, los adultos mayores de 65 años cada uno veía su problema, si no tenían plata hasta l nuera los sacaba de la casa, hoy tienen su Pensión 65.

Nuestros niños no tenían donde guarecerse, ahora tienen Cuna Más, y si en Chalamarca nuestro alcalde nos da un terreno saneado le ponemos su Cuna Más aquí a costo del Estado, para que las madres solteras puedan dejar a sus hijos con la garantía que los cuiden y puedan ir a trabajar.

Antes de este gobierno los jóvenes querían estudiar en un tecnológico, en una universidad y no tenían recursos no lo podían hacer, hoy día tienen beca 18, un programa que llega a los jóvenes para darles una profesión porque la mejor manera de luchar contra la pobreza es la educación. Es por esto que estamos invirtiendo cada día más fuerte en educación.

Ni que decir de la conectividad. Hoy día a Cajamarca loe estamos dando carreteras que antes no tenía para conectarse a la diferentes provincias del país, dentro de poco tenemos que inaugurar la carretera que va de Namballe a San Ignacio y Jaén. Y seguimos avanzando con las carreteras porque este es el gran problema de esta región, grande pero desconectada.

Así como también, necesitamos trabajar en lo que es la infraestructura de puentes que estamos construyendo como el puente puerto Ciruelo, en Jaén, San Ignacio. Tenemos que avanzar en lo que son los programas de irrigación, las provincias de Cajamarca que viven de la agricultura tienen el beneficio de Mi Riego, un fondo para la agricultura alto andina, en el cual estamos incrementando 1,600 millones de soles, así que señor alcalde, le digo que concurse con sus proyectos para el fondo Mi Riego para mejor nuestras tierras y tener esta rica piña, la caña, y maíz.

Así que vamos a seguir avanzando con ustedes, no los queremos abandonar, queremos desde ajora trabajar un plan de desarrollo para Cajamarca, porque no se puede quedar en la pobreza, nuestros hijos no merecen esa situación, todos tenemos que trabajar juntos.

Por eso desde aquí hay que trabajar el diálogo nacional y la unidad nacional para sacar adelante a Cajamarca, sacar adelante a la familia cajamarquina, basta ya de desempleo, basta ya de la pobreza, ya hemos sufrido esto y hoy día la gente quiere trabajar y nosotros queremos trabajar con Cajamarca.

Así que le doy un fuerte abrazo al pueblo de Chota, desde aquí un fuerte abrazo de Nadine (Heredia) que tiene sangre caja Marquina. Vamos a seguir trabajando por Cajamarca.


Que viva Chota

Que viva Chalamarca

Que viva Cajamarca

Que no se quede Cajamarca, vamos todos juntos de la mano a sacarla adelante.


Muchas gracias

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la inauguración de las obras de mejoramiento y ampliación de la Institución Educativa N° 11136 “Señor de Sicán” en el caserío Sapamé, distrito de Illimo

Lambayeque, 28 de enero de 2015.

Queridos compatriotas, estoy muy contento de estar aquí en Sapamé, en Illimo, en Lambayeque, porque según me habían informado este colegio estaba en adobe y colapsado, hoy tenemos un colegio que es mejor que otros de zonas urbanas.

Eso es bueno porque nuestros hijos merecen tener un buen colegio, buena educación con laboratorio, internet, agua y desagüe, baños y otro tipo de instalaciones distintas a lo que probablemente muchos de nosotros que fuimos al colegio.

Esto es importante porque hoy día este gobierno, que es de inclusión social, está apostando no solamente a los programas sociales sino también a la educación y la salud.

Hemos hecho un Consejo de Ministros Descentralizado en Chongoyape y hemos comprometido inversión del Gobierno Central por más de 3 mil millones de soles, monto con el que hacemos honor a nuestros compromisos y los estamos depositando para que sigan construyendo obras en Lambayeque.

Esta es una región relativamente pequeña pero con más de un millón y medio de habitantes. Tiene agricultura, pesca, turismo, recursos naturales y sobre todo a un pueblo que con todo este calor batalla en el campo, en la industria, en el comercio, en las manufacturas, que hacen de Lambayeque una región de las más importantes del país.

Esto es muy importante porque el gobierno no los abandona, viaja permanentemente por el país, recorriendo los lugares rurales, las zonas alto andinas, donde normalmente el Estado no llega porque es bien comodón y quiere estar en la costa, en Lima y no quiere salir del país, de Lima.

Por lo tanto, este gobierno se diferencia porque recorre el país porque no se puede gobernar ni saber lo que está pasando sino viajamos, sino estamos con la gente, sino escuchamos a sus autoridades o la población.

Teníamos que inaugurar otro colegio más pero falta el agua y el desagüe, así que esperaremos porque toda obra que probablemente comparada con otras obras puede parecer pequeña no lo es para una población sedienta de justicia, es por eso, que dentro de los compromisos, dentro de los más de 3,700 millones de soles están considerados los perfiles, los estudios de proyectos de carácter agrícola.

Hemos estado viniendo con nuestro alcalde y con nuestro alcalde y presidente regional y me estaba hablando de la carretera, del camino Illimo-Sapamé, muy bien, le he pedido que me traiga el expediente porque no puedo soltar la plata, es de todos los peruanos y tengo que cuidarla, primero hay  que revisarlo para que no haya sobre costos ni esté subvaluado y si está bien le damos la viabilidad, vemos de donde sacamos plata, raspamos la olla, para ponerle su carretera que tanto merecen y necesitan.

Este es un gobierno nacionalista que apunta hacia los de abajo, más allá de términos ideológicos, de izquierdas y derechas, lo que nos interesa son los de abajo, los que están al final de la cola, esa es la agenda que nos importa, construir una unidad nacional, pero escuchando la agenda del pueblo, más allá del ruido político lo que a la gente le importa es su escuela, su carretera, su centro de salud, sus conexiones de internet, su electrificación.

Estamos tratando de avanzar en estas cosas, hay un proyecto de electrificación rural en Illimo para poder darle cobertura de electricidad a tantos anexos que no tienen, estamos avanzando en la salud, financiando los estudios que deben ser aprobados este año e inmediatamente entramos a la ejecución de cuatro hospitales, en Ferreñafe, Monsefú, Motupe y Chiclayo. Estos hospitales de un promedio de 50 millones de soles cada uno, para poder darles calidad en salud a nuestros compatriotas.

Hemos entregado entre 7 a 9 ambulancias a Lambayeque para que sean distribuidas en los anexos y los distritos y no se quedan en la capital porque necesitamos darle a nuestros compatriotas cuando se enferman la posibilidad de ir en una ambulancia y no en un camión como si fueran ganado, necesitamos darle respeto y eso estamos trabajando.

Este gobierno desde el primer día que asumió la administración del país hemos querido gobernar con los alcaldes y presidentes regionales, más allá de lo que son camisetas partidarias porque la campaña terminó y lo que la gente exige es la obra. Son ustedes testigos de cómo se encontraba este colegio antes de encontrarlo así, y eso es lo que queremos hacer, escuchar la agenda del pueblo.

Antes de llegar al gobierno se hablaba mucho, había mucho ruido político y no dejaba escuchar a los adultos mayores que necesitaban una pensión, nosotros los hemos escuchado y hemos puesto Pensión 65 para cubrir sus necesidades.

El ruido político no nos dejaba escuchar a los jóvenes de familias humildes pero que necesitan estudiar  y no tienen los recursos, nosotros hemos escuchado a los jóvenes y hemos creado  el sistema nacional de becas, con Beca 18 donde hay más de 32 mil jóvenes estudiando y hay siete beneficiarios en Illimo, jóvenes que están estudiando en Senati y en universidades, y para este año vamos a doblar la oferta de Beca 18 para que más jóvenes puedan postular y hacer su carrera gracias a este oportunidad que les estamos dando.

Antes de llegar a gobierno no había un programa de alimentación todos los días del año escolar, hoy día tienen Qali Warma, tienen un programa que entrega más de 3 millones de raciones diarias en los colegios públicos para primaria y en la selva, donde hay más pobreza, primaria y secundaria.

Antes teníamos el famoso Pronaa que después se corrompió, hemos tenido que cambiar eso y poner en Qali Warma. Antes no había un Cuna Más, es decir, antes no se estaba gobernando para los pobres, para la gente que necesita algo, hoy día lo estamos haciendo y hemos sacado, en lo que va del 2011 al 2013, más de un millón de peruanos y peruanas que estaban en la pobreza, y más de medio millón de peruanos que estaban en la extrema pobreza.

Hoy día estamos avanzando en el desarrollo rural. Hemos invertido en Lambayeque 500 millones de soles en saneamiento, para llevar agua y desague. Yo les digo a los alcaldes, no voy a venir ni me pidan plata para inaugurar monumentos, pídanme plata vamos a trabajar juntos para hacer las pistas y veredas, el aguay el desague, las escuelas, los centros de salud, eso es lo que se necesita y a eso apuntamos en este gobierno de gran transformación.

Por eso sí apoyamos al gobierno regional en la obras, en su planes de desarrollo agrario, cuántas hectáreas tiene hoy día Lambayeque que se dedica a la agricultura, son aproximadamente 70 mil más los 38 mil de Olmos que ya es una realidad, estamos bordeando las 100 y 110 mil hectáreas.

Pero podemos avanzar más porque Lambayeque todavía tiene tierras para la agricultura y la agroexportación y vamos a trabajar juntos para que sea una región agroexportadora, agrícola, de pan llevar, que genere recursos propios.

Lambayeque no necesita limosnas, necesita oportunidades y las vamos a trabajar todos con dignidad y respeto, de la mano de su presidente regional y sus alcaldes. Los últimos serán los primeros en recibir, eso es lo que hacemos porque este gobierno sí escucha al interior del país.

También nos hemos comprometido con el muelle San José y vamos a sacarlo adelante, así como el proyecto portuario porque una región costera debe tener su puerto y tenemos avanzaren el trasporte de carga marítima, Lambayeque hoy día se integra a la IRSA Norte, a una zona portuaria, el desarrollo del país y colabora y contribuye a pesar que no tienen canon a este desarrollo.

Ese es el Lambayeque que quiero, defiendo y amo, y al cual me pongo a sus órdenes como un soldado más para trabajar como un lambayecano más. Así trabajamos los nacionalistas y la próxima vendremos con Nadine (Heredia) un fuerte abrazo de parte de ella a todas las mujeres lambayecanas.

Que viva Illimo.

Que viva Lambayeque.

Que viva el Perú.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la conmemoración del Primer Aniversario del Fallo de la Corte de La Haya sobre la Delimitación Marítima entre Perú y Chile

Lima, 27 de enero de 2015

Queridos Compatriotas,

Hoy es una fecha de gran importancia y significado para la historia de nuestro país. En este día, empezamos a conmemorar uno de los legados más trascendentes que los peruanos, de este tiempo, entregamos a las generaciones futuras.

Es el primer aniversario de una gesta pacífica, de un triunfo de la razón jurídica, de un proceso en el que la unidad nacional, en torno a una política de estado logró ser más grande y contundente que cualquier antagonismo.

Hoy, recordamos el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre los límites marítimos con Chile, no sólo porque éste convalidó nuestra demanda en una apreciable proporción, sino también porque puso punto final a la definición de nuestros límites.

Con ello se abrieron las puertas a un camino más sólido de integración, cooperación y fraternidad entre nuestros países y fortaleció nuestra relación con Chile desde un nuevo plano.

Sin duda, tenemos motivos para conmemorar el primer aniversario de la lectura del fallo. En primer lugar, porque lo que éste representa, coincide plenamente con los valores que el Perú enarbola como república democrática y que son los mismos que dieron fundamento a la demanda presentada ante la Corte.  Esto es, nuestra decisión como estado soberano de solucionar las diferencias de manera pacífica y en el más irrestricto respecto al Derecho Internacional.

En segundo lugar, porque en todo el proceso, previo y posterior a la sentencia, desde el planteamiento y la defensa de nuestra posición, hasta la ejecución final, el país logró gestar una verdadera política de estado, involucrando en ello a tres gobiernos democráticos sucesivos.

En tercer lugar, porque al acatar sin condiciones el fallo de una corte de justicia supranacional y comprometernos activamente en su más pronto cumplimiento, el Perú ha demostrado ser una nación confiable en el orden jurídico internacional, lo cual ofrece un marco de seguridad para todas nuestras relaciones diplomáticas y comerciales sin excepción, y en particular para el proceso de integración bilateral con Chile y los demás países vecinos.

Pero entre todo ello, debemos resaltar en este día, el aleccionador sentimiento de unidad nacional desarrollado en torno al fallo. Este tuvo la virtud de involucrar a diversos estamentos de nuestra sociedad: a las autoridades que en cada fase del proceso tuvieron la responsabilidad de comandarlo, a las distintas fuerzas políticas, al Parlamento nacional, a las diversas organizaciones de la sociedad civil, a la inteligencia de nuestro país, a los medios de comunicación y a los ciudadanos y compatriotas en general.

Sin duda, la manera como nuestra sociedad encaró el proceso de La Haya, antes y después del fallo, nos señala una ruta de madurez nacional a la que siempre debemos apuntar y nos plantea un reto, al recordar cuánto fuimos capaces de lograr como nación, cuando tuvimos y cuánto logramos cuando tenemos un norte común.  Será un llamado de atención, siempre, el seguir por esa misma senda.

Hoy debemos recordar también lo que objetivamente hemos ganado con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El Perú sostuvo la inexistencia de un límite marítimo entre Perú y Chile, y el Tribunal falló convalidando este argumento básico y central. Por ello, trazó una línea de frontera marítima entre ambos países y al hacerlo, convalidó el 75 por ciento de lo que fue nuestro legítimo y fundamentado planteamiento. De este modo, la Corte reconoció al Perú derechos soberanos exclusivos sobre más de 50 mil kilómetros cuadrados de mar.

Gracias a este hecho incontrastable, nuestra flota pesquera, la artesanal y la industrial, aquella que antes se hacía a la mar en el puerto de Ilo para trabajar sólo en un espacio de 48 millas, ejerce hoy derechos soberanos exclusivos sobre 200 millas marítimas, lo cual involucra también los recursos de flora y fauna presentes en la plataforma continental, así como el suelo y subsuelo, que contribuyen directamente al desarrollo de las regiones costeras del sur del país.

Lo dicho, ha sido resultado de un arduo y delicado trabajo de diversas instituciones del Estado. Sin embargo, es necesario hacer mención especial a la labor realizada por la Cancillería y el Ministerio de Defensa, que encabezaron al grupo de juristas, diplomáticos, especialistas en temas marítimos y cartográficos, que en distintas fases del proceso tuvieron a su cargo la elaboración de la tesis presentada a la Corte, así como la sólida sustentación de la posición peruana, y cuyo desempeño merece ser resaltado y reconocido en esta conmemoración.

Y si bien ha sido todo un proceso, a nuestro Gobierno le tocó realizar la sustentación de la posición peruana y la ejecución del fallo.  El trabajo armonioso de todos, nos permitió ejecutar inmediatamente el veredicto del Tribunal de Justicia, habiendo con esto, batido un récord histórico.

Hemos cumplido con la responsabilidad que la nación nos encomendó, porque éramos conscientes que más allá de continuar la línea histórica de defensa de la posición peruana, de prestarle un decidido apoyo a las instituciones, de recibir el fallo y ponderar sus beneficios con sobriedad y absoluto respeto al orden jurídico internacional, el reto mayor que teníamos por delante consistía en conseguir la plena ejecución del fallo durante el presente gobierno. De modo es que encaramos este desafío con absoluta seriedad y diligencia.

Hoy podemos afirmar que lo hemos logrado y en el menor plazo posible, hecho que ha merecido el reconocimiento de la comunidad internacional y de la propia Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Apenas conocida la sentencia el país tomó plena posesión de los derechos soberanos y exclusivos del espacio marítimo que la Corte le reconoció como propios. Con ello, nuestras naciones, el Perú y Chile, han dado un ejemplo claro al mundo, de madurez, concordia e integración, pero sobre todo de respeto al derecho internacional, que garantiza la paz duradera entre los pueblos. Es este el compromiso ineludible del Estado Peruano: el respeto absoluto y escrupuloso de los tratados internacionales que suscribe.

Somos un gobierno que ha logrado culminar con éxito, uno de los principales objetivos nacionales y se ha hecho de manera pacífica pero firme. Es un triunfo de todos los peruanos.

El hecho de haber participado en un capítulo tan importante de la historia nacional y cumplir la misión encomendada, constituye un privilegio, y no podemos menos que sentirnos honrados.  El triunfo de la paz y el augurio de un futuro de desarrollo e integración entre naciones hermanas, es un logro que le pertenece al país en su conjunto.

Por todo ello, he tomado la decisión de enviar al Congreso de la República, el proyecto de ley que establece y reconoce al 27 de enero, como una fecha cívica en nuestro calendario patriótico y se denominará “Día de la Soberanía Marítima”, porque en su celebración, recordaremos el reconocimiento de nuestros derechos soberanos, a través de la vía de la paz y del Derecho Internacional, sobre lo que con justicia llamamos el mar de Grau. Y al hacerlo también rendiremos un homenaje a nuestros héroes y a quienes a través de las generaciones han prestado su valioso concurso y hasta han entregado sus vidas en defensa de la patria.

He mencionado ya a Grau, quien siempre defendió el imperio de la Constitución y la ley sobre cualquier otra consideración, y este fallo representa un claro ejemplo de cómo la vía jurídica es la más eficaz para garantizar la convivencia pacífica y el desarrollo de los pueblos, pero también debemos recordar las figuras emblemáticas de Francisco Bolognesi y Andrés Avelino Cáceres, cuyo ejemplo de entrega y servicio al país es un modelo a seguir no sólo para los hombres de armas sino para cada peruano en cualquier rol o posición en la que se encuentre.

Tal como señalamos hace un año en este mismo día, habiéndose concluido la definición de nuestros límites y teniendo el bicentenario de nuestra independencia en el horizonte cercano, el camino que hoy nos toca recorrer es el del desarrollo, propósito que también nos une con las naciones vecinas y la región en su conjunto.

Si el proceso de La Haya fue en su momento un motivo de unidad nacional, una real política de estado, el desarrollo económico y la inclusión social son imperativos de similar envergadura. Nos toca responder afirmativamente a ese llamado de unidad nacional.

¡Viva el Perú!

Muchas gracias

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la conmemoración del Primer Aniversario del Fallo de la Corte de La Haya sobre la Delimitación Marítima entre Perú y Chile

 

Lima, 27 de enero de 2015

Queridos Compatriotas,

Hoy es una fecha de gran importancia y significado para la historia de nuestro país. En este día, empezamos a conmemorar uno de los legados más trascendentes que los peruanos, de este tiempo, entregamos a las generaciones futuras.

Es el primer aniversario de una gesta pacífica, de un triunfo de la razón jurídica, de un proceso en el que la unidad nacional, en torno a una política de estado logró ser más grande y contundente que cualquier antagonismo.

Hoy, recordamos el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre los límites marítimos con Chile, no sólo porque éste convalidó nuestra demanda en una apreciable proporción, sino también porque puso punto final a la definición de nuestros límites.

Con ello se abrieron las puertas a un camino más sólido de integración, cooperación y fraternidad entre nuestros países y fortaleció nuestra relación con Chile desde un nuevo plano.

Sin duda, tenemos motivos para conmemorar el primer aniversario de la lectura del fallo. En primer lugar, porque lo que éste representa, coincide plenamente con los valores que el Perú enarbola como república democrática y que son los mismos que dieron fundamento a la demanda presentada ante la Corte.  Esto es, nuestra decisión como estado soberano de solucionar las diferencias de manera pacífica y en el más irrestricto respecto al Derecho Internacional.

En segundo lugar, porque en todo el proceso, previo y posterior a la sentencia, desde el planteamiento y la defensa de nuestra posición, hasta la ejecución final, el país logró gestar una verdadera política de estado, involucrando en ello a tres gobiernos democráticos sucesivos.

En tercer lugar, porque al acatar sin condiciones el fallo de una corte de justicia supranacional y comprometernos activamente en su más pronto cumplimiento, el Perú ha demostrado ser una nación confiable en el orden jurídico internacional, lo cual ofrece un marco de seguridad para todas nuestras relaciones diplomáticas y comerciales sin excepción, y en particular para el proceso de integración bilateral con Chile y los demás países vecinos.

Pero entre todo ello, debemos resaltar en este día, el aleccionador sentimiento de unidad nacional desarrollado en torno al fallo. Este tuvo la virtud de involucrar a diversos estamentos de nuestra sociedad: a las autoridades que en cada fase del proceso tuvieron la responsabilidad de comandarlo, a las distintas fuerzas políticas, al Parlamento nacional, a las diversas organizaciones de la sociedad civil, a la inteligencia de nuestro país, a los medios de comunicación y a los ciudadanos y compatriotas en general.

Sin duda, la manera como nuestra sociedad encaró el proceso de La Haya, antes y después del fallo, nos señala una ruta de madurez nacional a la que siempre debemos apuntar y nos plantea un reto, al recordar cuánto fuimos capaces de lograr como nación, cuando tuvimos y cuánto logramos cuando tenemos un norte común.  Será un llamado de atención, siempre, el seguir por esa misma senda.

Hoy debemos recordar también lo que objetivamente hemos ganado con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El Perú sostuvo la inexistencia de un límite marítimo entre Perú y Chile, y el Tribunal falló convalidando este argumento básico y central. Por ello, trazó una línea de frontera marítima entre ambos países y al hacerlo, convalidó el 75 por ciento de lo que fue nuestro legítimo y fundamentado planteamiento. De este modo, la Corte reconoció al Perú derechos soberanos exclusivos sobre más de 50 mil kilómetros cuadrados de mar.

Gracias a este hecho incontrastable, nuestra flota pesquera, la artesanal y la industrial, aquella que antes se hacía a la mar en el puerto de Ilo para trabajar sólo en un espacio de 48 millas, ejerce hoy derechos soberanos exclusivos sobre 200 millas marítimas, lo cual involucra también los recursos de flora y fauna presentes en la plataforma continental, así como el suelo y subsuelo, que contribuyen directamente al desarrollo de las regiones costeras del sur del país.

Lo dicho, ha sido resultado de un arduo y delicado trabajo de diversas instituciones del Estado. Sin embargo, es necesario hacer mención especial a la labor realizada por la Cancillería y el Ministerio de Defensa, que encabezaron al grupo de juristas, diplomáticos, especialistas en temas marítimos y cartográficos, que en distintas fases del proceso tuvieron a su cargo la elaboración de la tesis presentada a la Corte, así como la sólida sustentación de la posición peruana, y cuyo desempeño merece ser resaltado y reconocido en esta conmemoración.

Y si bien ha sido todo un proceso, a nuestro Gobierno le tocó realizar la sustentación de la posición peruana y la ejecución del fallo.  El trabajo armonioso de todos, nos permitió ejecutar inmediatamente el veredicto del Tribunal de Justicia, habiendo con esto, batido un récord histórico.

Hemos cumplido con la responsabilidad que la nación nos encomendó, porque éramos conscientes que más allá de continuar la línea histórica de defensa de la posición peruana, de prestarle un decidido apoyo a las instituciones, de recibir el fallo y ponderar sus beneficios con sobriedad y absoluto respeto al orden jurídico internacional, el reto mayor que teníamos por delante consistía en conseguir la plena ejecución del fallo durante el presente gobierno. De modo es que encaramos este desafío con absoluta seriedad y diligencia.

Hoy podemos afirmar que lo hemos logrado y en el menor plazo posible, hecho que ha merecido el reconocimiento de la comunidad internacional y de la propia Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Apenas conocida la sentencia el país tomó plena posesión de los derechos soberanos y exclusivos del espacio marítimo que la Corte le reconoció como propios. Con ello, nuestras naciones, el Perú y Chile, han dado un ejemplo claro al mundo, de madurez, concordia e integración, pero sobre todo de respeto al derecho internacional, que garantiza la paz duradera entre los pueblos. Es este el compromiso ineludible del Estado Peruano: el respeto absoluto y escrupuloso de los tratados internacionales que suscribe.

Somos un gobierno que ha logrado culminar con éxito, uno de los principales objetivos nacionales y se ha hecho de manera pacífica pero firme. Es un triunfo de todos los peruanos.

El hecho de haber participado en un capítulo tan importante de la historia nacional y cumplir la misión encomendada, constituye un privilegio, y no podemos menos que sentirnos honrados.  El triunfo de la paz y el augurio de un futuro de desarrollo e integración entre naciones hermanas, es un logro que le pertenece al país en su conjunto.

Por todo ello, he tomado la decisión de enviar al Congreso de la República, el proyecto de ley que establece y reconoce al 27 de enero, como una fecha cívica en nuestro calendario patriótico y se denominará “Día de la Soberanía Marítima”, porque en su celebración, recordaremos el reconocimiento de nuestros derechos soberanos, a través de la vía de la paz y del Derecho Internacional, sobre lo que con justicia llamamos el mar de Grau. Y al hacerlo también rendiremos un homenaje a nuestros héroes y a quienes a través de las generaciones han prestado su valioso concurso y hasta han entregado sus vidas en defensa de la patria.

He mencionado ya a Grau, quien siempre defendió el imperio de la Constitución y la ley sobre cualquier otra consideración, y este fallo representa un claro ejemplo de cómo la vía jurídica es la más eficaz para garantizar la convivencia pacífica y el desarrollo de los pueblos, pero también debemos recordar las figuras emblemáticas de Francisco Bolognesi y Andrés Avelino Cáceres, cuyo ejemplo de entrega y servicio al país es un modelo a seguir no sólo para los hombres de armas sino para cada peruano en cualquier rol o posición en la que se encuentre.

Tal como señalamos hace un año en este mismo día, habiéndose concluido la definición de nuestros límites y teniendo el bicentenario de nuestra independencia en el horizonte cercano, el camino que hoy nos toca recorrer es el del desarrollo, propósito que también nos une con las naciones vecinas y la región en su conjunto.

Si el proceso de La Haya fue en su momento un motivo de unidad nacional, una real política de estado, el desarrollo económico y la inclusión social son imperativos de similar envergadura. Nos toca responder afirmativamente a ese llamado de unidad nacional.

¡Viva el Perú!

Muchas gracias

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala en la inauguración de la obra de electrificación rural Grupo 13, en el Sector Piura-Sechura y Sullana, localidad Los Geranios, región Piura

Piura, 25 de enero de 2015

Buenas tardes a todos ustedes queridos compatriotas

Vamos a seguir trabajando, ya hemos puesto pistas en Juan Valer y Jardines de Piura, ahora tenemos que trabajar aquí. Ya no somos un país pobre, somos un país de renta media pero con enormes brechas de desigualdad.

A diez minutos de Piura estamos inaugurando proyectos de electrificación porque no había electricidad, ¿por qué no había? Además, cuando miraba ese Pronoei Estatal Los Geranios, ¿cuántos años tiene? Y está así, que la profesora o directora hable con el viceministro de Educación, vamos a resolver las cosas.

Trabajemos juntos. Entendemos cuál es el tema, más allá del ruido, de lo que se dice, la gente no come palabras, necesita obras y siente el calor, cuando el sol quema uno suda, y cuando uno se va a la cama sin comer siente el hambre, y eso lo hemos pasado nosotros, pero no le puede pasar a nuestros hijos.

Por eso que es que tenemos que trabajar juntos, alcaldes, presidente regional, Presidente de la República, congresistas, todos aquí nos ponemos la camiseta de Piura. Ya termino la campaña, es trabajo lo que se demanda y vamos ver cómo desarrollamos la infraestructura que requieren. Son obras que se pueden hacer.

Estamos hablando de Piura, una región potente que estamos modernizando y ampliando sus puertos, sus aeropuertos, dándole vida a su refinería, trabajando en las zonas alto andinas con pistas para poder integraren la Longitudinal de la Sierra a Huancabamba, Ayabaca, Morropón, vamos a trabajar vías alternas, estamos construyendo hospitales como Sullana, y estamos financiando otros más en diferentes partes de Piura, como en Huarmaca, tenemos que seguir trabajando, a través de EsSalud, en Paita.

Tenemos que trabajar también el agua y el desagüe, que estamos avanzando. Queremos igualdad, cantamos el himno nacional y decimos somos libre pero no decimos somos iguales, y eso es lo que falta, luchar por la igualdad, porque los pobres ya no se pueden invisibilizar, tenemos que resolver el problema concreto de la gente.

Lamento que en esto 12 o 14 años todavía estemos así, que haya tenido que pasar tanto tiempo para que venga el Presidente a poner la electrificación, esto se ha debido hacer antes.  No vamos a llorar sobre la leche derramada, tenemos que seguir avanzando con los proyectos de agua y desagüe, electrificación, pistas y veredas, centros de salud, centros educativos.

Vamos a mejorar este Pronoei y de esta manera darles más oportunidades a nuestros hijos e hijas que son los que al final nos dan la alegría, son los que dentro de 20 años tomen las decisiones de Piura y la Nación, por eso es fundamental la educación. Este es un gobierno que se quiere caracterizar porque trabaja sobre el tema de la política social, la justicia social que es educación y salud, reivindicar cosas que antes no había.

Ante no había una Pensión 65 para nuestros adultos mayores, no había un Cuna Más, Qali Warma, Beca 18, todo eso lo estamos construyendo.

Hoy día también coberturamos con el Sistema Integral de Salud el SIS, a los niños de la primera infancia, de cero a 3 años. Estamos entrando a la selva y a la sierra porque hay zonas más pobres, entonces, tenemos que estar ahí también. Felizmente este es un gobierno que se pone su pantalón de trabajo, se remanga la camisa y va a trabajar, no importa si es viernes, sábado o domingo, el Perú tiene que seguir viviendo y avanzando y mientras estemos de gobierno no descansaremos porque sabemos que hay tantas necesidades.

Llegamos a un sitio hay un costal de pedidos, está bien, lo aceptamos porque es la necesidad del déficit de presencia del Estado. Por eso, es que hoy día inauguramos electrificación después de 14 años.

Imagino que Los Geranios se inició con esteras, luchando para que no los desalojen y muchas veces las mafias de estos invasores de terrenos que les cobran la gente que necesita tener un terruño para una oportunidad, mucha gente viene de la sierra a buscar oportunidades porque no había Estado en la sierra y poblamos los arenales y hay que trabajar ahora porque nadie los va a sacar de acá.

Entonces, tenemos que trabajar con ustedes para que tengan su título de propiedad, electricidad, sus pistas y veredas, educación y salud, y así vean ustedes que este gobierno trabajando de la mano con su gobierno regional y su alcalde, podemos darle algo, lo que se merecen, la esperanza y la oportunidad de desarrollarse.

Que bien que hoy tienen electricidad, hubiera querido que esto se diera hace 10 años pero no importa, ya lo tienen, me siento más tranquilo porque ya les estoy poniendo electricidad, les estoy dando algo, pero me llevo la inquietud de verlos y los pedidos para ayudar no solo a niños sino a todos.

Lo que si les pido es transparencia y honradez, no podemos dilapidar los fondos públicos que son escasos para que la plata del pueblo se vaya al pueblo no se quede en el camino, y trabajaremos el desarrollo energético de Piura, su infraestructura, haremos de Piura una región más potente, que tiene recursos naturales, gas, petróleo, agricultura, pesca, comercio, así que nadie para Piura.

Muchas gracias

Que viva Los Geranios

Que viva Piura.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Central Telefónica: (511) 311-3900 y (511) 311-4300