Discursos

Palabras del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en el acto de inicialización del Acuerdo Bilateral de exención del visado Schengen para ciudadanos peruanos

  Palabras del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en el acto de inicialización del Acuerdo Bilateral de exención del visado Schengen para ciudadanos peruanosBruselas, 10 de junio de 2015.

Buenas noches a todos ustedes. Hoy tenemos una buena noticia para el Perú, para Colombia y para la Unión Europea.

Este es un evento importante que nos hace ver objetivamente cómo Perú y Colombia van avanzando y poniéndose en relieve dentro de la comunidad internacional. Con la Unión Europea tenemos acuerdos de libre comercio y hoy avanzamos en el tema de la facilitación de las estadías de corta duración para peruanos y colombianos que deseen visitar Europa.

Quiero señalar mi agradecimiento a Federica Mogherini por su apoyo, a todos los funcionarios de la Unión Europea y también a España, que ha sido el país que impulsó con mucha iniciativa y dinamismo lo que hoy estamos culminando.

Quiero señalar también que a lo largo de estos años tanto Colombia como el Perú han venido manteniendo un crecimiento económico importante, reduciendo pobreza y desigualdad. Acogemos con mucha amabilidad a todos los ciudadanos europeos que han venido a nuestras tierras a afincarse, a trabajar y también a visitarnos.

Este es un acto de reconocimiento a nuestros países que van trabajando y saliendo adelante, gracias al esfuerzo de sus pueblos. De esta manera nuestra población tendrá la posibilidad de venir a Europa las veces que quiera, a visitar a su familia, a trabajar, estudiar o conocer lo que llamamos el “Viejo Continente”. También quiero señalar que este es un paso importante, pero faltan dar más pasos.

La Unión Europea es uno de los principales socios del Perú a nivel comercial y culturalmente tenemos una historia común; y creo que estamos dando un mensaje que va a ayudar también a que muchas familias que tienen a algunos de sus integrantes en Europa puedan visitarlas con mayor frecuencia.

Quiero agradecer por último a todos y cada uno de los funcionarios de la Cancillería del Perú que han trabajado con mucho esfuerzo por esto. El Perú va a seguir avanzando, cada día se pone en relieve la imagen del Perú, cada día crecemos con nuestra cultura y nuestro comercio y los peruanos somos gente trabajadora, gente emprendedora y que siempre se pone de pie ante las adversidades.

Muchas gracias.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Mensaje a la Nación pronunciado por el Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso

Mensaje a la Nación pronunciado por el Presidente  de la República, Ollanta Humala TassoLima, 15 de mayo de 2015.

Queridos compatriotas,

En lo que va de mi Gobierno, hemos mantenido el compromiso de lograr que el Perú siga encaminado en la senda del desarrollo, con crecimiento sostenible, enfocado en brindar bienestar a la población y oportunidades a cada uno de los peruanos.

Por ello, nuestras acciones han estado siempre y seguirán orientadas a lograr el requerido balance entre crecimiento económico, inversión, protección ambiental y desarrollo social.

Establecimos en ese sentido, desde el inicio de nuestro Gobierno, un proceso que nos dirigiera a construir una relación transparente y de respeto entre el Estado y todas las inversiones mineras que deseaban ingresar en el país, con el objetivo de definir la visión de una “Nueva Minería”, desarrollada no sólo con los más altos estándares internacionales, respeto al medio ambiente, transferencia tecnológica, sino aún más, con el objetivo de construir a partir de ella una revolución agraria, una revolución educativa y una revolución por la inclusión social que mejore las condiciones de vida de las poblaciones de su entorno.

Planteamos incluso la posibilidad de contar como socios a las propias comunidades y para generar un mayor clima de concertación aprobamos la Consulta Previa, mejoramos los mecanismos de participación, abrimos mesas de desarrollo y diálogo, fortalecimos la oficina de Diálogo para la Sostenibilidad, entre otras medidas concretas.

Esta orientación permitió la creación del SENACE, para hacerse cargo de la certificación ambiental, asimismo nos llevó al fortalecimiento de la OEFA como entidad sólida y creíble a cargo de la fiscalización.

Aprobamos el Plan Nacional para la Diversificación Productiva y creamos el Instituto Nacional de Calidad.

Esta política orientó la creación del programa Mi Riego, para el manejo regulado del agua a favor de las regiones, permitió la creación de programas sociales, en especial para los más pobres en áreas rurales, y la construcción de Tambos, entre otros.

En el caso del Proyecto Minero Tía María, como en otros proyectos, el Gobierno no defiende intereses individuales o de una empresa en particular, se defiende el Estado de Derecho, la estabilidad jurídica, el marco legal del país y las condiciones para la buena convivencia.

El Gobierno ha trabajado para defender las reglas orientadas a que los Estudios de Impacto Ambiental consideren las acciones que eviten, reduzcan y minimicen los impactos ambientales que una actividad económica puede producir.

Defendemos la capacidad de la autoridad pública, debidamente preparada y entrenada, de tomar decisiones objetivas e idóneas.

Defendemos la mejora continua de las conductas ambientales y promovemos el cumplimiento de los estudios complementarios a los estudios de impacto ambiental.

Compatriotas,

Mi Gobierno trabaja por defender al Estado, su estabilidad, su operación y funcionamiento, su eficacia y su fortalecimiento, porque el Estado es de todos y nos representa.

La concesión de Tía María no se otorgó durante el actual Gobierno.

Sin embargo, pese a recibir un proyecto sobre el que se habían planteado una serie de cuestionamientos medioambientales y que con justicia originaron la desconfianza de la población, trabajamos activa y decididamente en verificar que se subsanen las observaciones que llevaron a la desestimación del primer Estudio de Impacto Ambiental, con el fin de garantizar la convivencia social del proyecto minero con la comunidad.

Por ello, sujeto al estricto control del Estado y a la verificación del cumplimiento de la ley y las condiciones medioambientales y sociales exigibles, se aprobó el segundo Estudio de Impacto Ambiental en el año 2014.

Hoy día, muchas voces reclaman la suspensión del proyecto por parte del Ejecutivo, aun sabiendo que no sólo no se puede suspender lo que no se ha iniciado, sino, peor aún, sabiendo que el Estado no puede adoptar una decisión unilateral que no esté regida por el marco de la ley, porque una decisión arbitraria del Estado lo expondría a demandas legales internacionales por incumplimiento, con un importante perjuicio económico para toda la sociedad.

Ninguna autoridad subnacional, ni fuerza política ha expresado los mecanismos de la suspensión de este proyecto, que cumple con todos los requisitos exigidos por ley.

Han hecho uso de su derecho a opinar, pero no han asumido ninguna responsabilidad, tomando en cuenta que una acción como esta, decidida unilateralmente por el Estado, tendrá efectos nefastos, tanto jurídicos por ir contra de la Constitución y sus leyes, como económicos porque sentará un precedente negativo que puede replicarse en los proyectos futuros del país. Por eso decimos que este es un tema nacional y no solo un proyecto más.

El Ejecutivo ha trabajado y ha propuesto de manera coordinada, salidas al conflicto, como las mesas de diálogo y desarrollo y las visitas permanentes de los ministros de Estado en la modalidad de audiencias.

El principio de autoridad del Estado no recae únicamente en el Ejecutivo. Yo tengo la voluntad y decisión de hacer respetar el Estado de derecho pero requiero de la unidad de los demás poderes del Estado, que actúen con agilidad y decisión.

Requiero de la responsabilidad de los actores y autoridades subnacionales que deben velar por el desarrollo de sus zonas, porque significa el trabajo y el futuro de nuestros hijos.

El principio de la autoridad que debe primar en un estado democrático depende de que todos los poderes y actores políticos cumplan su papel y se hagan responsables.

No le temo a mis palabras, ni a mis actos, por el contrario, los respaldo.

Frente a algunos enemigos del pueblo de Arequipa y a quienes han intentado enfrentarme a él, refiriéndose a una serie de supuestas contradicciones, yo puedo decirles claramente que me reafirmo en que la voz del pueblo es la voz de Dios y la decisión de las mayorías debe ser respetada.

Y es por el pueblo de Arequipa que no sólo hemos logrado destrabar proyectos tan importantes como Majes Siguas II, y ponerlo en marcha, sino que a su vez, hemos logrado avanzar grandes obras de agua, saneamiento, electrificación rural, infraestructura de viviendas y avanzar en el agro, que es lo que el pueblo de Arequipa siempre ha demandado.

Estamos resolviendo los problemas históricos de cantidad y calidad de agua para el Valle del Tambo, que no fueron resueltos en décadas.

Y estamos ya en la fase final para la ejecución de las obras que harán posible que cada gota de la futura represa de Paltuture se oriente a mejorar y ampliar la agricultura del Valle.

Hemos definido con claridad el valor estratégico que tiene la Región como nodo energético.

Hemos impulsado el Gasoducto del Sur para Arequipa y estamos trabajando para sentar las bases del desarrollo petroquímico.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones viene invirtiendo más de tres mil millones y medio de soles en un conjunto de obras estratégicas y proyectos integrales que vienen impulsando el crecimiento de la región.

El Aeropuerto Internacional Rodríguez Ballón, el puerto de Matarani, los puentes, las carreteras y todo tipo de conectividad han sentido la inversión de su Estado en los últimos años.

Estamos generado fuentes de empleo especializado. El desarrollo de la planta para la reparación de helicópteros en la Base Aérea de La Joya, será una prueba de ello.

Arequipa es para mi gobierno una expresión de trabajo, esfuerzo, pujanza y desarrollo.

Y, pensado en ella, y en una visión concertada por el bienestar del país, debemos atender las legítimas preocupaciones de la población y darles solución; pero a la vez debemos rechazar posiciones extremistas y violentas, que abrigan intereses subalternos y hasta económicos; buscando alejar al pueblo del progreso y seguir aprovechándose de ellos.

Mi Gobierno está trabajando para que el Perú sea un país desarrollado y líder en este mundo global, reconocido internacionalmente por su capacidad humana, profesional, técnica e industrial.  Un país que refleje el esfuerzo de su gente.

Como Presidente de todos los peruanos comparto una visión de país, que mira al largo plazo, que es capaz de soportar las críticas sabiendo que las siembras de hoy en inversión, inclusión y crecimiento son la cosecha de mayor desarrollo del mañana.

El proyecto Tía María no es un caso aislado, nuestros actos hoy repercutirán en el modelo de desarrollo que queremos y necesitamos para el Perú.

Por ello, exhorto a lograr la unidad de la clase política en torno, no a este proyecto, sino a las políticas de Estado y de desarrollo que necesitamos para nuestro país, entre ellas el impulso a las inversiones.

El ejercicio de la autoridad, en un país democrático y con separación de poderes, requiere un trabajo en equipo, requiere compartir una visión, por eso es importante que las instituciones cumplan a cabalidad con sus deberes y obligaciones.

En este sentido, solicito respetuosamente, tanto al Poder Judicial y al Ministerio Público administrar justicia oportuna y caer con todo el peso de la Ley contra los delincuentes, asesinos y extorsionadores.

No podemos construir nuestro sistema democrático cediendo al chantaje de una extorsión.

Igualmente, quiero expresar mi reconocimiento y respaldo a las Fuerzas Policiales y Fuerzas Armadas de nuestro país, y especialmente a nuestra Policía que viene enfrentando estoicamente la violencia y anteponiendo su seguridad dentro de lo que es el amparo de ley para evitar que esta violencia siga creciendo.

La Policía Nacional ha dado una muestra al país y a la clase política de que no se puede ceder ante la violencia, y que el orden público y el Estado de Derecho debe defenderse. Mis condolencias a la familia de quienes han perecido en la protesta, porque su pérdida es irrecuperable.

Compatriotas,

Mi Gobierno apostará con más energía por Arequipa y su desarrollo y su trabajo para lograr la materialización de viejos anhelos de esta pujante región.

Demando a la empresa a cargo del Proyecto Minero Tía María a que manifieste su voluntad y ejecute acciones concretas para generar las bases del entendimiento requeridas para no sólo lograr la paz social, sino el desarrollo, bases fundamentales para la ejecución de cualquier proyecto.

Hago un llamado a los poderes del Estado y a la clase política peruana a defender juntos el principio de autoridad y el estado de derecho en el país, porque si hay un gran acuerdo que debe primar entre todos los peruanos es la apuesta por la paz.

Muchas Gracias.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Palabras del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, durante la inauguración de las obras de modernización del Desembarcadero Pesquero Artesanal de Paita

Piura, 24 de abril de 2015.

Queridos compatriotas, esta es una muestra de que el Gobierno está conduciendo los grandes proyectos estratégicos del país y también los proyectos que día a día desarrolla la población, en este caso a nuestros pescadores artesanales. Y esta obra es importante porque Piura tiene un potencial pesquero importante y enorme, y esto es parte de una política de desarrollo no solamente de Piura sino del desarrollo de la pesca artesanal a nivel nacional porque tenemos la construcción y modernización de muelles artesanales en toda la costa del Perú, desde la zona norte hasta el sur. He visto en unas fotos que me han mostrado cómo estaba este muelles artesanal y no era correcto mantenerlo en esas condiciones, por eso hemos puesto más de 10 millones de soles para modernizar estas instalaciones en Paita.

Con esto queremos decirles que los respetamos y que creemos en esta actividad económica. Pero además, Piura es una de las regiones que más aporta al erario nacional y que además concentra una gran cantidad de población. Piura alterna las actividades pesqueras con la acuicultura, la agroexportación, la agricultura, la minería, el comercio de manufacturas, es decir, es una región integral donde se puede encontrar una diversidad productiva y el ejemplo queremos que se difunda en todo el país.

El desarrollo del país depende de cómo colocamos valor agregado a cada actividad económica que desarrollamos y para eso necesitamos que la gente aprenda cómo convertir los pescados en conservas, cómo envasar frutas para exportarlas a mercados mundiales, que sepan cómo hacer minería sin dañar el medio ambiente, que sepamos cómo podemos salir al extranjero a vender nuestros productos. Piura tiene mucho futuro y tenemos que trabajar juntos para sacar adelante su región. Piura tiene que líder el polo de desarrollo en la macronorte, pero tenemos que hacerlo juntos, por eso vengo constantemente a Piura, y seguiré viniendo para recoger los proyectos.

Nosotros creemos en Piura y por eso hemos comprometido más de 3,700 millones de soles para su desarrollo y todo esto es parte del cumplimiento de los compromisos adoptados en Consejo de Ministros Descentralizados que hicimos en Ayabaca. Y vamos a seguir avanzando también con la conectividad a través de las carreteras que se requieren para ganar tiempo entre Paita y Piura, las carreteras costaneras, la mejora de la doble calzada de la Panamericana y la Carretera Longitudinal de la Sierra que integre a Huancabamba y Ayabaca. La Longitudinal de la Sierra nos permitirá unir la sierra desde la frontera con Ecuador hasta la frontera con Bolivia en Puno. Esas son obras estratégicas.

También estamos trabajando la política social porque no podemos pensar que el Perú va a desarrollarse sin una política social, sin descuidar las grandes obras de infraestructura, sin descuidar los proyectos que quedaron estancados por arbitrajes. En este gobierno se han consolidado programas que ya existían como Juntos y hemos creado nuevos programas sociales, cuando la política no llega a los pobres creamos un programa y lo focalizamos para resolver el problema. En este gobierno hemos creado Pensión 65, Cuna Más, Qali Warma y el Sistema Nacional de Becas; y vamos a crear también el crédito universitario para aquellos jóvenes que sin pobres ni pobres extremos puedan acceder a créditos para llevar estudios superiores o tecnológicos. Para ellos vamos a abrir una línea de crédito, para que puedan estudiar y su crédito lo van a pagar cuando sean profesionales. Así vamos creando un país con oportunidades para todos, esa es la clave del éxito. Son muchas las oportunidades que pasan por la vida y lo importante es estar en condiciones de atraparlas para poder desarrollarse, y con estos jóvenes vamos a darle el valor agregado a todas las actividades económicas; con esto jóvenes para desarrollar una política de innovación en ciencia y tecnología que nos a permitir competir con otros países.

Lo que estamos haciendo aquí con estas obras también lo hacen en otros lugares del mundo, el tema es ver quien coloca sus productos en los grandes mercados del mundo. Hoy día las barreras arancelarias ya son obsoletas, lo que importa es la competitividad y la calidad de nuestro trabajo para ganar en los mercados a los otros competidores; por eso como Estado nos preocupa la calidad de nuestros trabajadores, la calidad educativa para los jóvenes pues es la única garantía de que podemos competir.

Paita hoy tiene un buen puerto y un buen muelles, infraestructura que se viene construyendo por un trabajo conjunto de sus autoridades regionales, locales, congresistas y este Gobierno. Pero al final la obra en realidad es del pueblo, le pertenece a ustedes y solo les pido que sea bien administrada, bien organizada; porque es un gran esfuerzo el ponerles un muelle y quiero que se conserve con esta misma calidad durante varios años y no lo dejen abandonado. Apelamos por eso a la responsabilidad de Las organizaciones que van a tener que conducir la buena marcha de este muelle.

El clima de inversiones en el Perú es importante y positivo, y vamos a seguir trabajando para que así se mantenga a pesar de que en el mundo hay un proceso de desaceleración de las economías. Hace tres años que América Latina ya no reduce pobreza, con algunas excepciones como el Perú. En estos años hemos sacado de la pobreza a más de 1 millón de peruanos y de la extrema pobreza a más de medio millón. La política social, aunque algunos desconfíen de ella, es el motor que nos ha ayudado a sacar a los pobres de la pobreza extrema y colocarlos como emergentes. El crecimiento económico es importante, pero si este crecimiento no vine acompañado de calidad en la inversión y eficiencia del gasto de nada o de poco nos sirve. A esos analistas económicos que dicen que el crecimiento económico lo es todo, yo les hago recordar que en la época del guano, del caucho y del salitre tuvimos crecimiento pero no sirvió de nada. Tenemos que tener primero una visión clara, de donde queremos ir y saber qué es lo queremos hacer. Y aquí todos los empresarios tienen que sumarse a esta tarea porque el gobierno construye la infraestructura para desarrollar mercados y los mecanismos para que se materialicen las inversiones en proyectos; pero es decisión de los que tienen la plata de invertir o no en el país.

Nosotros creeos que la decisión de invertir es una decisión correcta y esa determinación debe mantenerse aunque llueve, salga sol o aunque el día este nublado; pues es una decisión de seguir construyendo por el desarrollo del país. Por esto también tenemos que trabajar juntos el sector privado con el sector público, el gobierno central con los gobiernos regionales, el gobierno central con los gobiernos locales, todos juntos para acelerar la ejecución de los proyectos para que el Perú salga adelante. Ese es el ejemplo del pueblo, que en las buenas y en las malas siempre se ha puesto de pie para seguir avanzando.

Muchas gracias a todos ustedes y que viva Paita. Que viva Piura. Que viva el nacionalismo.

Que viva el Perú.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Discurso del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, durante la inauguración de la Central Termoeléctrica de Fénix Power en el distrito de Chilca

Región Lima, 23 de abril de 2015.

Estamos muy contentos de que este tipo de plantas, como la que hoy inauguramos, estén permitiendo que aproximadamente el 44 por ciento de la energía del Perú esté basado en el gas. También trabajamos la hidroenergía, las energías renovables y va quedando el petróleo en un mínimo porcentaje.

Esto es importante porque no solamente hemos venido apostando por energías limpias sino porque el problema en el Perú ya no es el tema de la seguridad energética; ya no estamos visualizando la construcción de más termoeléctricas en base a la seguridad energética sino que trabajamos basados en la solvencia energética. Esta solvencia mira que el Perú en el mediano y largo plazo pueda ser un país exportador de energía a toda la región de América Latina; y es una forma también de entender el mensaje de la naturaleza, el mensaje que nos da por ejemplo la Cordillera de los Andes para poder trabajar con mayor facilidad los proyectos hidroenergéticos. Es entender también en mensaje de Camisea que nos dice “aquí tienen más de 13 TCF de reservas en el Lote 88 y también tenemos el Lote 56, el 57 y el 58 con gas. Eso nos permite constituirnos como un país productor de energía.

Estamos aquí entonces viniendo a inaugurar este proyecto de más de 90 millones de dólares de Fénix Power y Chilca se convierte en una zona estratégica del Perú, pues se concentra el 40 por ciento de toda la producción nacional de energía. Hoy va cambiando la visión de la población, porque cuando se instalaron aquí las primeras plantas hubo cierta resistencia, pero cuando hay un buen diálogo y una buena empatía entonces hay compromisos que se cumplen y así los procesos de inversión privada se pueden llevar de manera pacífica y con responsabilidad social pues se ejecutan obras para la comunidad. Se va logrando acá una empatía entre la comunidad y la inversión privada. Ojala en todo el Perú fuera así y no tuviéramos que ver problemas como los que existen en el sur del país, donde nosotros tenemos que hacer un llamado a la calma, todos debemos defender el patrimonio del país. Y Chilca es un buen ejemplo, pues ahora tiene los motores para salir adelante.

Como Presidente de la República este proyecto de Chilca me parece interesante, hay que ver el mensaje de Chilca y Fénix Power, que se pueden trabajar bien los proyectos estratégicos, porque hay que reconocer que en el siglo pasado los proyectos de inversión muchas veces adolecían de conceptos y compromisos como la responsabilidad social, del entorno positivo, de la buena convivencia de actividades modernas con actividades rudimentarias. Si a la empresa le va bien, también le debe ir bien al entorno. Este es un mensaje potente para todo el país. Los empresarios deben seguir trabajando, como lo han venido haciendo; deben seguir apostando por el Perú en las buenas y en las malas. Y el Gobierno seguirá trabajando en dar las facilidades para las inversiones y ponemos en primera fila a los que más necesitan. Es por esto que hoy se están publicando cifras de reducción de la pobreza y los índices de desarrollo humano que nos alientan a seguir avanzando.

Desde el año 2013, en promedio, América Latina ya no reduce pobreza por el efecto de la desaceleración de las grandes economías y la reducción de los minerales y el petróleo. Pero el Perú está dentro del os pocos países que sigue reduciendo pobreza y particularmente en el área rural. Si analizamos la comunidad de Chilca, veremos que la gran parte de su población viene del interior del país. Pero para los que no salieron del interior del país el Estado no llegó a ellos pues se concentró en la costa. Como yo digo, el Estado tenía soroche y no pasaba la altura, se quedó en la costa, por eso lo primero que se construye es la Carretera Panamericana y hemos tenido que sufrir para que se construya la Carretera Marginal de la Selva y ahora está en construcción la Carretera Longitudinal de la Sierra pero aplicando una política social.

La política social es multisectorial que nos ayuda a resolver los problemas de las comunidades más pobres del país, en el área rural y en las comunidades amazónicas y de frontera. Necesitamos llevar las políticas social, con programas sociales que son la fórmula para solucionar las imperfecciones de una política de Estado, por eso hemos focalizado con una política social. No es moralmente aceptable hablar de un país en desarrollo si tenemos todavía bolsones de pobreza y pobreza extrema; y para entrar allí lo que necesitamos no solamente es crecimiento económico, porque eso es importante pero no es lo fundamental.

Lo que necesitamos es que el crecimiento económico vaya acompañado por eficiencia en el gasto y de calidad en la inversión. Sin estos dos elementos el crecimiento económico no vale nada. Es por esto que el Perú sigue reduciendo pobreza y así se demuestra en el informe del INEI que hoy se ha publicado. Estamos reduciendo además la desnutrición crónica infantil y particularmente en el área rural. Hace poco más de tres años, en el campo, de cada tres familias, en promedio solo el 0.9 o 0.8 por ciento tenían acceso al agua potable; hoy día de cada tres ya 2 tienen agua y desagüe y seguimos avanzando.

También tenemos que luchar contra la desigualdad, que es diferente a luchar contra la pobreza. La desigualdad se refleja en esta diferencia: cien soles aquí valen más que cien soles en la punta del cerro. Necesitamos corregir esa desigualdad, por eso las obras de infraestructura no se pueden parar. El Perú está liderando los pronósticos de crecimiento económico y no estamos parando los proyectos, muchos de ellos ya están en ejecución. Internacionalmente el Perú es hoy un ejemplo de manejo económico responsable, y vamos a seguir trabajando así porque este gobierno está concentrado en resolver los problemas fundamentales que tiene el país, vamos a cumplir los compromisos que tenemos con el pueblo peruano, y necesitamos hacerlo en paz y desarrollo.

Necesitamos, a través del diálogo, alcanzar la paz social que necesita el país y queremos darles un mensaje de optimismo a los pesimistas y a los agoreros. Pero el Perú va a salir adelante a pesar del pesimismo de algunos porque el Perú ya ha pasado muchas etapas en su vida y no se ha detenido, siempre el pueblo peruano se ha puesto de pie. Por eso yo felicito que este tipo de obras muestren cómo se va avanzando y cómo se invierte en el Perú, a pesar de los agoreros, y a través del diálogo podemos alcanzar los objetivos y a través del diálogo podemos atraer más inversiones para consolidar el crecimiento económico y sobretodo consolidar las políticas de Estado.

Así que yo saludo a Fénix Power por esta obra porque nos ayuda a avanzar en el concepto de solvencia energética y tenemos que extender estas termoeléctricas para llevar la energía renovable a todo el país. Muchas gracias por esta inversión y no descuiden lo compromisos sociales con Chilca.

Gracias a todos ustedes.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Palabras del Presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, en la suscripción de Convenios de Asignación por Desempeño en el marco del Fondo de Estímulo al Desempeño y Logro de Resultados Sociales (FED) con Gobiernos Regionales

Lima, 22 de abril de 2015.

Queridos compatriotas y Gobernadores de las veinticinco regiones del país, les damos la bienvenida para tratar el tema de la lucha contra la pobreza y la desigualdad a través de una política social y con una estrategia de incluir para crecer, que involucra incluir a mercados productivos a gente de los bolsones de pobreza y pobreza extrema del área rural.

Pero esto también involucra corregir las fallas de las políticas subnacionales de Estado, a través de los programas, pues no podemos creer que el Perú va a salir adelante si se mantiene la pobreza particularmente en las zonas rurales y enquistadas en las zonas de frontera. Por esto, es un tema medular como la lucha contra la desnutrición crónica infantil, la lucha contra la pobreza, la lucha contra la desigualdad. Tenemos que trabajar todos juntos bajo una misma estrategia y un camino común.

Este fondo de estímulo para la lucha contra la desnutrición es parte de esta estrategia y como Gobierno Central estamos alimentando este fondo, con 260 millones de soles, y vamos a seguir ampliando de manera coordinada y consensuada las metas de los Gobiernos Regionales en lo que es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Esto involucra además la provisión de equipamientos en los centros de salud, mejores condiciones en las escuelas para lograr que la mayor cantidad de niños asistan al colegio, que los menores tengan una ficha dental y una ficha médica. Junto con el Gobierno Central debemos lograr también la expansión de proyectos de agua y desagüe, de tal manera que podamos avanzar en el saneamiento en el área rural.

Estos son temas importantes, por eso quiero saludarlos a ustedes, porque con su esfuerzo hemos logrado avances muy importantes en lo que es la expansión de las redes de agua y desagüe en el área rural. En el año 2011, en el área rural, de cada tres familias solo una tenía agua y desagüe, en promedio. Hoy día estamos superando esto y dos familias de cada tres ya tienen agua y desagüe. Esto es una revolución, pues poner el agua y el desagüe es el primer paso en la lucha contra la desnutrición crónica infantil.

Y llevar el Seguro Integral de Salud a todos los niños y niñas de la primera infancia es un esfuerzo sin precedentes. Esto no se ha hecho antes, ahora lo hacemos juntos. En los últimos años, si ustedes miran su presupuesto, se darán cuenta que en el más modesto se ha multiplicado por tres, y otros se han multiplicado por cuatro o cinco de lo que tenían en el año 2011. Entonces, sabemos que los recursos son escasos y por eso justamente creamos la economía, para poder administrar la escasez, pero es importante conceptualizar el tema de que tenemos que trabajar juntos para sumar esfuerzos. Estoy seguro que el esfuerzo que hacen ustedes los Gobiernos Regionales, por los escasos recursos que tienen, no son suficientes si no hay un trabajo con el Gobierno Central.

Entonces esto involucra políticas que deben ser asumidas por todos y que deben ser internalizadas y estamos mejorando la política social. Cuando llegamos el Gobierno no había un Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, solo existían cuatro o cinco programas sociales muchas veces desarticulados, y eso no ayudaba a avanzar. A esto se sumaba la falta de infraestructura y se mantenía la brecha de desigualdad, y las políticas de lucha contra la pobreza tenían efectos relativos.

Lo que estamos haciendo ahora, llevando el agua y el desagüe a las zonas más pobres del país, la electrificación rural, las carreteras, los programas de huaros y puentes, la alimentación de los estudiantes, la construcción de más escuelas, la edificación de más centros de salud; todo esto lo que hace es aportar a la lucha contra la desigualdad, creando oportunidades para que las poblaciones del interior del país tengan herramientas para salir adelante en sus mismas regiones y no que los jóvenes busquen salir a la capital del país en busca de mejores oportunidades, pues un joven lo que hace siempre es buscar oportunidades y lo que va a hacer es dirigirse a donde las encuentre. Hemos visto también cómo en décadas pasadas hubo una diáspora de jóvenes que se fueron del país en busca de oportunidades porque no las encontraban aquí en el Perú.

Hoy día estamos trabajando para construir oportunidades, para que los peruanos solo salgan por turismo y no por búsqueda de oportunidades. Queremos que la gente de las provincias se quede en el interior del país, construyendo oportunidades; y eso es lo que estamos haciendo con la política social. El FED es parte de esta política social y yo estoy seguro que las cifras que publique mañana el INEI nos dará la razón de cómo estamos avanzando con ustedes en la eliminación de la pobreza y la expansión de la calidad a través de los índices de desarrollo humano.

Por otro lado, tenemos otra política fundamental en la lucha contra el subdesarrollo. Es la política educativa. Nunca en la historia republicana el Estado peruano se ha atrevido a superar el 3 por ciento del PBI en Educación. Hoy día estamos en más de 3.5 por ciento, y digo esto porque hay programas que no son del Ministerio de Educación pero que fortalecen la educación en los colegios, como por ejemplo “Qali Warma” que tiene un presupuesto de 1,400 millones de soles que van a mejorar la educación porque la comida se reparte en las escuelas, no se reparte en un comedor popular. Entonces ya estamos en más de 3.5 por ciento para la educación, son 4,200 millones de soles más que se están colocando en educación para, por ejemplo, recuperar la jornada escolar que se perdió hace varios años, para construir más escuelas, para construir Centros de Alto Rendimiento que tengan Bachillerato Internacional y la modalidad de internado porque hoy este formato está presente en algunos colegios privados y ese beneficio que le permite a un alumno que le permite inscribirse para tentar estudios en una universidad internacional, y la meta es construir uno de estos colegios por lo menos en cada región del país, hoy ya estamos trabajando en 13 y esperamos que las otras 12 regiones se pongan las pilas y nos entreguen un terreno saneado para nosotros poder construirles estos colegios.

Tenemos también el Sistema Nacional de Becas que fortalece la política social y la política educativa. Cuando llegamos al gobierno no había un sistema de becas, hoy ya lo tenemos y cuenta con el ISO 9001, se empezó de cero y hoy tenemos más de 52 mil jóvenes beneficiarios de este programa y ustedes saben que en sus regiones ya está este programa. Todas las provincias del Perú están cubiertas con Beca 18, pero tenemos que seguir expandiendo estas oportunidades.

Yo creo que estas políticas son fundamentales para luchar contra el subdesarrollo y la desnutrición crónica infantil, pero tenemos que trabajar juntos. Otra política importante que tenemos que trabajar juntos es la diversificación productiva pues pretender que el Perú siga teniendo niveles de crecimiento como hace 10 años los tenía América Latina, cuando los precios de las materias primas estaban por las nubes y el promedio de crecimiento regional estaba por encima del 6 por ciento, es un poco ingenuo. Necesitamos ahora ser más competitivos en áreas como la agro exportación, que a pesar de la desaceleración mantiene un crecimiento sostenido y va penetrando en varios mercados de Europa, Asia y Estados Unidos. Entonces tenemos que integrarnos todos en el Plan Nacional de Diversificación Productiva que nos permita crear industrias locales y eslabonar productos en cadenas para de esa manera fortalecer la innovación a través de la ciencia y la tecnología; y esto va ensamblado también en la educación de calidad.

Entonces son tres políticas fundamentales, para poder decir que con responsabilidad vamos camino al desarrollo, y no atender estas políticas es no ver el futuro con responsabilidad. El crecimiento económico es importante, pero no es lo fundamental. Hemos tenido crecimiento económico en las épocas del guano y del caucho, pero resultó ser una tragedia. Por ello yo creo que el crecimiento debe ir acompañado por la eficiencia en el gasto y por la calidad de las inversiones. Digo esto porque las políticas sociales nos están permitiendo, a pesar de América Latina en promedio dejó de reducir pobreza, continuar reduciendo pobreza incluso dentro de un proceso de desaceleración. El Perú sigue avanzando en sus proyectos de inversión con obras estratégicas para seguir desarrollando el país. Y estamos trabajando con responsabilidad.

En ese sentido, debemos atender y dinamizar la ejecución presupuestal en los gobiernos locales. El Gobierno Central ha crecido en inversiones en un promedio de 20 por ciento, eso corrige una tendencia negativa pero no la subsana. He conversado con todos los gobernadores regionales y todos tienen una gran cartera de proyectos, muchos de ellos desbordan sus presupuestos incluso por varios años; son proyectos importantes y estratégicos, los vamos a poyar pero sobre la base de un proceso de filtración para ver la viabilidad de los proyectos. Esto está siguiendo un proceso que se inicia con la propuesta de privados, PROINVERSIÓN los chequea y los pasa a los sectores correspondientes.

Muchas veces tenemos una obra dejada por la autoridad saliente, y como no es nuestra no la queremos continuar nosotros. No señores, tenemos que seguir porque esa obra le pertenece al pueblo. Tenemos que trabajar en lo que es el mantenimiento, muchas obras se caen por falta de mantenimiento. Otro tema se refiere a la necesidad de dar servicios de calidad a la gente, por ejemplo, les hemos dado ambulancias a todos los Gobiernos Regionales porque es un pedido generalizado pero en muchos casos detectamos que esas ambulancias no tienen presupuestos ni para contratar un chofer o para suministrarle de combustible. De repente tenemos que tercerizar este servicio porque nos puede distraer el mantenimiento de las ambulancias. Hay que tener formas imaginativas en los Gobiernos Regionales para mantener la calidad del servicio y eso es un tema de gestión.

También la clase empresarial necesita sumarse. El empresario peruano está acostumbrado a trabajar en épocas de bonanza como en épocas difíciles, y vemos cómo los empresarios se fajan para sacar adelante sus economías y sacar adelante las regiones. Yo invoco a los empresarios a que se pongan la camiseta. Se reclama mucho el tema de la tramitomanía, pero hoy tienen menos trámites que antes; sin embargo señalan que ese es el punto duro. Vamos a atenderlos porque ese es nuestro trabajo, pero no es cierto que hoy haya más trámites como para que los empresarios digan que ese es un obstáculo para seguir invirtiendo. Es que a veces se desalientan rápidamente, falta garra. En ese sentido, debemos decirles a nuestros empresarios que sigan trabajando y ahora más duro que antes pues vamos a atender en la medida de lo posible sus pedidos, pero tenemos que cumplir normas.

Para terminar, el tema de la desnutrición es fundamental. Se han dado pasos importantes en la reducción de la desnutrición crónica infantil y tenemos que concentrarnos en la reducción de la anemia, y lo podemos lograr con la distribución de los multimicronutrientes. Pero hay que explicar a la gente cómo se consumen. El Gobierno Central ha comprado estos nutrientes y se han distribuidos a nivel nacional. Estos  multimicronutrientes se consumen en alimentos sólidos, no en los líquidos como si fuera un Redoxón. Entonces hay que explicar esto a través de campañas de difusión, puede ser en los colegios y hasta las Fuerzas Armadas pueden hacer campañas de acción cívica para luchar contra la anemia.

Este debe ser un esfuerzo conjunto. Podemos tener plata hoy y por eso estamos poniendo más de 260 millones de soles para cumplir metas, de los cuales hasta hoy día solo se han utilizado 110 millones de soles. Para diciembre debemos ejecutar todo este fondo, y si logramos eso yo me comprometo a inyectarle más plata a este fondo. Pero tenemos que trabajar juntos y asegurarnos que esos multimicronutrientes lleguen al estómago de los niños y niñas que lo requieran. Ese es un trabajo de detalle y nosotros confiamos que ustedes con sus equipos de técnicos van a poder hacer una estrategia de repartición.

Otro tema que creo importante es el de los programas sociales, el Gobierno Central ha avanzado mucho en esto, y lo que ustedes pueden hacer es acoplarse, sumarse y fortalecer estos programas. Por ejemplo, con Beca 18 muchos de los programas regionales han creado academias preparatorias para que los jóvenes cubran las plazas que se ofrecen en las universidades. Otro programa se llama Rutas Solidarias, mediante el cual entregamos bicicletas a colegios en áreas rurales para que los estudiantes acorten el tiempo para acudir a sus colegios, podrían los Gobiernos Regionales y donar más bicicletas en beneficio de más niñas y niños. Además, tenemos Cuna Más y si me dan terrenos saneados les ponemos un Cuna Más. Así podemos avanzar con estos programas para que la ejecución sea rápida y llegue a la gente de abajo.

Muchas gracias.

Autor: Prensa
Imprimir PDF

Central Telefónica: (511) 311-3900 y (511) 311-4300