América Latina necesita impulsar el crecimiento, afirmar la democracia y poner fin a la corrupción

Presidente Kuczynski señaló en Foro Iberoamérica que su objetivo es reducir la pobreza al 10% para el 2021.

 

Buenos Aires, Argentina, 03 de noviembre de 2017.- América Latina atraviesa por un momento crucial en el que necesita impulsar el crecimiento económico, mejores sistemas financieros y tributarios y, al mismo tiempo, un sistema social que dé beneficios a las grandes mayorías, sostuvo hoy el presidente Pedro Pablo Kuczynski.

En su discurso de orden en el XVIII Foro Iberoamérica, en el que participó como expositor principal, el mandatario indicó que el mayor desafío del continente es alcanzar la "madurez" para proyectar y consolidar su imagen en el mundo.

"Si queremos evitar la progeria, que es una enfermedad donde uno se pone viejo antes de la edad y nunca alcanza la madurez, si queremos evitar eso, tenemos que crecer ahora y para crecer tenemos que hacer reformas, esto se ha repetido hasta la saciedad", expresó durante el acto realizado en el Centro de Convenciones del Alvear Icon Hotel.

Kuczynski refirió que América Latina es una región que representaba hace 100 años entre el 7 y 8% del producto y comercio mundial, y añadió que lamentablemente "hoy seguimos en esa misma cifra".

"En el intervalo ha habido cambios, antes de la Primera Guerra Mundial Argentina era el motor, después fue Brasil, ahora no sabemos quién es porque la región está creciendo muy despacito, hay algunos países que están un poco mejor pero en general estamos por debajo del potencial", precisó.

El jefe de Estado sostuvo que, aun cuando sea políticamente complicado, "la receta para América Latina es clara: economía fuerte, sólida, con infraestructura, con un sistema de mercado libre, y un sistema social que le dé beneficios a la población".

Dijo que, precisamente, son estos los ejes de lo que él denomina la "revolución social" en el Perú, es decir, que la gente sienta que es parte de este esfuerzo y que recibe un beneficio por ello.

"En el caso de mi país es muy simple lo que tiene que recibir: agua potable, porque todavía tenemos un tercio de la población que no cuenta con agua en sus viviendas, entonces, tenemos que ir por ahí", manifestó.

Pedro Pablo Kuczynski sostuvo que, junto a la cobertura de agua potable, su gobierno tiene otras metas ambiciosas, entre ellas reducir la pobreza al 10 por ciento para el año 2021, y librar una "gran batalla por las políticas de educación pública".

En su discurso, el mandatario peruano sostuvo que el otro desafío del Perú y América Latina es luchar firmemente contra la corrupción, al señalar que las denuncias en esta materia han permitido conocer y destapar "un montón de cosas".

No obstante, consideró necesario cuidar un peligro: "la inquisición", donde "todo se vuelve en una 'acusacionitis' interminable y todo el mundo es culpable".

"Tenemos que buscar un equilibrio. En la Cumbre de las Américas que se llevará a cabo en abril en Lima vamos a plantear algún sistema que permita la honestidad, pero, al mismo tiempo, también el debido proceso y no la inquisición", anotó.

Por último, el presidente peruano expresó su preocupación por la situación política y social en Venezuela, y formuló un llamado a la comunidad internacional para evitar una tragedia en ese país con consecuencias lamentables.

"Mi trabajo no es meterme en lo que pasa en otros países, pero Venezuela es un país importante, tiene las reservas petroleras más importantes, no sabemos muy bien para dónde va. Las crisis crecen y crecen y al final explotan, deberíamos tratar de evitar eso porque habrá mucha miseria", advirtió.

En la inauguración del Foro Iberoamérica, el presidente Kuczynski estuvo acompañado por el expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Durante su intervención, el secretario general de la OEA reconoció el aporte democrático del presidente Pedro Pablo Kuczynski en la región latinoamericana.

"Un sentimiento profundo de humildad, luego de haber escuchado al presidente Pedro Pablo Kuczynski, mi admiración por sus palabras y mi reconocimiento a su extraordinario aporte a la democracia en el continente", resaltó Almagro.

En el evento también participan el exjefe de Gobierno de España, Felipe Gonzales; el exmandatario de Uruguay, Julio María Sanguinetti; la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; y destacados expositores internacionales.

Fundado en año 2000 por Carlos Fuentes, el Foro Iberoamérica agrupa a los más destacados intelectuales, políticos y empresarios de las Américas, España y Portugal, bajo la dirección del exmandatario brasilero, Fernando Henrique Cardoso.

Dicho espacio está dedicado a promover la reflexión y el debate sobre los más importantes desafíos que son comunes a América Latina, la comunidad hispano lusa en Estados Unidos, Portugal y España.

En la edición XVIII, se abordan temas de desafío internacional como la crisis de representación política, corrupción, globalización, tecnología y trabajo.

Tras su participación en este evento, el jefe de Estado sostendrá una importante reunión con el mandatario argentino, Mauricio Macri, en la Casa Rosada, a fin de fortalecer las relaciones entre ambas naciones.

Argentina, 2017-11-03
Autor: Prensa
Comparte esta noticia en :